05VIE

Dedicación de la Basílica de Santa María. (ML).
Nah 2, 1-3; 3, 1-3, 6-7; [Sal] Deut 32, 35-36. 39. 41.

Evangelio según San Mateo 16, 24-28

Jesús dijo a sus discípulos: El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. Les aseguro que algunos de los que están aquí presentes no morirán antes de ver al Hijo del hombre, cuando venga en su reino.

Darse por entero a pesar de los miedos

Siempre damos esperando algo a cambio, pero que difícil es simplemente darnos. Es que en esto consiste el Amor: darse sin reservas, sin guardar nada, sin esperar nada. Incluso aunque haya miedos que aten todos nuestros esfuerzos.

Dar(se) a pesar de los miedos. Como María, que con un SÍ, entregó su vida entera. Como María que no se paralizó ante el miedo, sino, por el contrario, se dio abandonándose y confiada en las manos de Dios.

Animate a dar el sí que tu vida necesita para ser transformado por ese Amor.

Fuente