17LUN

San Antonio, abad. (MO).
1Sam 15, 16-23; Sal 49, 8-9. 16-17. 21. 23.

Evangelio según San Marcos 2, 18-22

Un día en que los discípulos de Juan y los fariseos ayunaban, fueron a decirle a Jesús: “¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacen los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos?”. Jesús les respondió: “¿Acaso los amigos del esposo pueden ayunar cuando el esposo está con ellos? Es natural que no ayunen, mientras tienen consigo al esposo. Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. Nadie usa un pedazo de género nuevo para remendar un vestido viejo, porque el pedazo añadido tira del vestido viejo y la rotura se hace más grande. Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres, y ya no servirán más ni el vino ni los odres. ¡A vino nuevo, odres nuevos!”.

Parar

No poner precio al tiempo.
Sentarse a la sombra,
que la semilla sembrada igual crece.

Ir de paseo sin mapa.
Perder los minutos
sin querer recuperarlos.

Reír con ganas.
Llorar sin amargor.
Cantar sin eco.

Orar sin convenio,
con deseo.
Charlotear,
o hablar de dentro.

Cuidar la imaginación
y recorrer en ella el mundo.
Recostarse, y aquietar
para alzarse nuevo.

José M. R. Olaizola, SJ.