13DOM

6° durante el año. Semana 2ª del Salterio.
Jer 17, 5-8; Sal 1, 1-4.6; 1 Cor 15,12.16-20.

Evangelio según San Lucas 6, 12-13.17.20-26

Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles. Al bajar con éstos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón. Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: “¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece! ¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados! ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán! ¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y proscriban el nombre de ustedes, considerándolos infames a causa del Hijo del hombre! ¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas! Pero ¡ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo! ¡Ay de ustedes, los que ahora están satisfechos, porque tendrán hambre! ¡Ay de ustedes, los que ahora ríen, porque conocerán la aflicción y las lágrimas! ¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los falsos profetas!”

«Que Él nos ayude para que, en medio de tensiones, caminemos hacia adelante».

En el Evangelio de hoy podemos ver un fuerte contraste en el discurso de Jesús: por un lado, menciona una serie bienaventuranzas («felices…»), por otro, lamentaciones («ay…»). La clave de lectura de este Evangelio está en la frase «fijando la mirada en sus discípulos, dijo». Jesús mira fijamente a sus seguidores, tal vez deseando que su mensaje quede claro. ¿Por qué Jesús habla de alegrías y lamentaciones a los discípulos que recién había elegido?

Jesús pone a sus seguidores de cara a lo conflictivo que resulta asumir la misión de ser «enviados» (=apóstoles) de Dios. El seguidor de Jesús vivirá situaciones en las que tendrá que hacer equilibrio entre la alegría de anunciar la Buena Noticia y el sufrimiento que le generan sus propias limitaciones e incoherencias.

Pero más allá de estas tensiones está Jesús. Que Él nos ayude para que, en medio de tensiones, caminemos hacia adelante. Con la mirada puesta en Él, garante de nuestra entrega y de nuestra fe.

Emanuel Vega, SJ.
Cuaderno Espiritual. 

Encontra los puntos para tu oración de cada día en el Cuaderno Espiritual. Conseguí el tuyo mandando un Whatsapp al +54 9 3425 56-8621 o ingresando en la página de la Editorial Corintios 13

La fe

De ahora en más declara, suelta y acciona palabras de valor y de fe sobre tu vida. Una palabra de fe no busca agrandar sino activar todo el potencial y los sueños que una persona tiene.

La fe acompaña donde la razón te abandona. Por eso, deber ser entrenado en tu espíritu, porque el alma te acompaña hasta el día de la prueba pero la fe, te acompaña más allá del día malo.

Las emociones te acompañan y te hunden en el momento de dolor, pero la fe es la que te levanta.

Bernardo Stamateas.