12MAR

De la feria.
Is 7, 1-9; Sal 47, 2-8.

Evangelio según San Mateo 11, 20-24

Jesús comenzó a recriminar a aquellas ciudades donde había realizado más milagros, porque no se habían convertido. “¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si los milagros realizados entre ustedes se hubieran hecho en Tiro y en Sidón, hace tiempo que se habrían convertido, poniéndose cilicio y cubriéndose con ceniza. Yo les aseguro que, en el día del Juicio, Tiro y Sidón serán tratadas menos rigurosamente que ustedes. Y tú, Cafarnaúm, ¿acaso crees que serás elevada hasta el cielo? No, serás precipitada hasta el infierno. Porque si los milagros realizados en ti se hubieran hecho en Sodoma, esa ciudad aún existiría. Yo les aseguro que, en el día del Juicio, la tierra de Sodoma será tratada menos rigurosamente que tú”.

Ser amigos

Yo os diría
que todo se puede resumir
en ser amigos de Cristo,
pero amigos verdaderos.
Él ya nos ha elegido por amigos:
“Vosotros sois mis amigos”.
Ahora es necesario
que nosotros le elijamos a Él
como amigo nuestro,
pero amigo de verdad,
como nuestro mejor amigo.
Para convertirnos a Él,
para unirnos más íntimamente a Él,
para identificarnos con Él,
no hay camino más recto
que el que pasa por la Eucaristía.

Pedro Arrupe, SJ.