17MAR

De la feria.
Hech 14, 19-28; Sal 144, 10-13. 21.

Evangelio según San Juan 14, 27-31

A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: “Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman! Me han oído decir: ‘Me voy y volveré a ustedes’. Si me amaran, se alegrarían de que vuelva junto al Padre, porque el Padre es más grande que yo. Les he dicho esto antes que suceda, para que cuando se cumpla, ustedes crean. Ya no hablaré mucho más con ustedes, porque está por llegar el Príncipe de este mundo: él nada puede hacer contra mí, pero es necesario que el mundo sepa que yo amo al Padre y obro como él me ha ordenado”.

Fuente de vida

Señor, esta noche brilla la luz de tu resurrección
sobre el mundo,
como una esperanza nueva que nace.

El grano de trigo ha muerto para florecer
en una espiga abundante.

Señor, Tú no eres un cadáver reanimado.
Tú no eres el Viviente por excelencia,
fuente de toda vida.

Que nos penetre, Señor, el poder de tu vida,
para que por fin nazcamos a la luz del día
y seamos a nuestra vez
fuente de vida para nuestros hermanos.

Paul Guilmot