03JUE

De la feria.
San Martín de Porres, religioso. (ML).
Flp 3, 3-8; Sal 104, 2-7.

Evangelio según San Lucas 15, 1-10

Todos los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharlo, pero los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: “Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos”. Jesús les dijo entonces esta parábola: “Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido’. Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse”. Y les dijo también: “Si una mujer tiene diez dracmas y pierde una, ¿no enciende acaso la lámpara, barre la casa y busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, llama a sus amigas y vecinas, y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque encontré la dracma que se me había perdido’. Les aseguro que, de la misma manera, se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte”.

Oración a San Martín de Porres

Señor, hoy celebramos a San Martín de Porres,
tu amigo más sencillo.
Te pido me regales su visita.
Necesito que me ayude a barrer
el polvo que intenta opacar mi corazón,
la soberbia y el orgullo que siempre amenazan,
el miedo que me paraliza y me impide ir para adelante.

Que el santo de la escoba,
también me ayude a poner el corazón en orden,
a darte el primer lugar en mi vida
y acomodar todo lo demás en función de Vos,
fuente y razón de mi existencia.

Ayudame a barrer, San Martín de Porres,
los recuerdos dolorosos y
los fantasmas que me empañan la mirada;
mi egoísmo y lo que me impide amarte y amar a los demás.

Milagros Rodón