23VIE

San Pío de Pietrelcina, presbítero. (MO).
Ecl 3, 1-11; Sal 143, 1-4.

Evangelio según San Lucas 9, 18-22

Un día en qué Jesús oraba a solas y sus discípulos estaban con él, les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy yo?”. Ellos le respondieron: “Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, alguno de los antiguos profetas que ha resucitado”. “Pero ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy yo?”. Pedro, tomando la palabra, respondió: “Tú eres el Mesías de Dios”. Y él les ordenó terminantemente que no lo anunciaran a nadie, diciéndoles: “El Hijo del hombre debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser condenado a muerte y resucitar al tercer día”.

Pensamientos del Padre Pío para afrontar el sufrimiento 

El Padre Pío recibió unos dones especiales por parte de Dios como el discernimiento de las almas y su capacidad para leer las conciencias. A lo largo de su vida escribió miles de cartas a sus dirigidos espirituales que son una fuente de sabiduría cristiana práctica y de gran actualidad. Aquí quedan algunos de sus consejos:

1- “Si puedes hablar al Señor en la oración, háblale, ofrécele tu alabanza; si por mucho cansancio no puedes hablar, no te disgustes en los caminos del Señor. Detenté en la habitación como los servidores en la corte y hazle reverencia. El te verá, le gustará tu presencia, favorecerá tu silencio y en otro momento encontrarás consuelo cuando él te tome de la mano”.

2- “Cuanta más amargura tengas, más amor recibirás”.

3- “Jesús quiere llenar todo tu Corazón”.

4- “Dios quiere que tu incapacidad sea la sede de su omnipotencia”.

5- “La fe es la antorcha que guía los pasos de los espíritus desolados”.

6- “En el tumulto de las pasiones y de las vicisitudes adversas nos sostenga la grata esperanza de la inagotable misericordia de Dios”.

7- “Ponga toda la confianza sólo en Dios”.

8- “El mejor consuelo es el que viene de la oración”.

9 – “No temas por nada. Al contrario, considérate muy afortunado por haber sido hecho digno y participe de los dolores del Hombre-Dios”.

11- “Dios te deja en esas tinieblas para su gloria; aquí está la gran oportunidad de vuestro progreso espiritual”.

12- “Las tinieblas que a veces oscurecen el cielo de vuestras almas son luz: por ellas, cuando llegan, os creéis en la oscuridad y tenéis la impresión de encontraros en medio de un zarzal ardiendo. En efecto, cuando las zarzas arden, todo alrededor es una nubarrada y el espíritu desorientado teme no ver ni comprender ya nada. Pero entonces Dios habla y se hace presente al alma, que vislumbra, entiende, ama y tiembla”.

13- “Jesús mío, es el amor que me sostiene”.

14- “La felicidad sólo se encuentra en el cielo”.

15- “Cuando te veas despreciado, hacé como el Martín Pescador que construye su nido en los mástiles de las naves. Es decir, levantate de la tierra, elevate con el pensamiento y con el corazón hacia Dios, que es el único que os puede consolar y daros fuerza para sobrellevar santamente la prueba”.

16- “Ten por cierto que cuanto más crecen los asaltos del demonio tanto más cerca del alma está Dios”.

17- “Bendice el Señor por el sufrimiento y acepta beber el cáliz de Getsemani”.

18 -“Sé capaz de soportar las amarguras durante toda tu vida para poder participar de los sufrimientos de Cristo”.

19 – “El sufrimiento soportado cristianamente es la condición que Dios, autor de todas las gracias y de todos los dones que conducen a la salvación, ha establecido para concedernos la gloria”.

20 – “Recuerda que no se vence en la batalla si no es por la oración; a ti te corresponde la elección”.

21- “La oración es la mejor arma que tenemos; es una llave que abre el corazón de Dios”.

Fuente